Diferencias entre la Clavadora Brad y la Clavadora de Acabado

Las clavadoras de rodillo y las clavadoras de acabado son pistolas de clavos extremadamente útiles que han encontrado su camino en muchos juegos de herramientas de bricolaje. Aunque estas herramientas parecen idénticas, cada una sirve para fines específicos. La diferencia radica en el tamaño de los clavos que utilizan estas herramientas eléctricas y esto determina cómo cada uno sirve sus propósitos.

Definiciones

Clavadora Brad

Una clavadora de clavos es una herramienta eléctrica que se utiliza para fijar clavos de calibre 18, de ahí su nombre. Los clavos brad son pequeños y finos clavos de alambre que son muy difíciles de clavar con un martillo. Este tipo de clavo tiene una cabeza pequeña que lo hace casi invisible en las piezas pequeñas de madera. Su punto de inserción es lo suficientemente pequeño como para que no se necesite masilla para madera para ocultarlo. También se puede evitar la rotura de la superficie cuando se utilizan clavos brad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los clavos brad tienen poca fuerza de sujeción debido a su pequeño tamaño.

Los carpinteros también utilizan la clavadora de clavos porque no requiere el uso de abrazaderas. Se utiliza cuando se trabaja en revestimientos, molduras y puertas. Muchos carpinteros también utilizan una clavadora de brad para sujetar las esquinas de la madera, ya que los clavos de brad no suelen provocar grietas en la superficie.

Leer:  Diferencias entre el Somier y la Base
clavadora de acabado

Una clavadora de acabado es otro tipo de pistola de clavos diseñada específicamente para trabajos de acabado de carpintería. Es más rápida y eficaz que los medios manuales. Estas clavadoras pueden ser neumáticas o eléctricas y se utilizan para fijar clavos de acabado de calibre 15 y 16. Esto permite al usuario trabajar en molduras de madera relativamente voluminosas. Los clavos de acabado tienen una longitud de entre 5/8 pulgadas (15,9 milímetros) y 2,5 pulgadas (63,5 milímetros).

Las clavadoras de acabado se utilizan para clavar los últimos clavos en trabajos de carpintería detallados. También se utilizan en proyectos de madera de mayor envergadura, como armarios, vestidores e incluso trabajos de carpintería exterior. Un clavo de acabado se utiliza a menudo en madera dura, pero también puede ocultarse fácilmente en madera blanda cuando se clava a fondo. Proporciona una mayor fuerza de sujeción que un clavo de cabeza de chorlito. Las esquinas de la madera tienden a agrietarse cuando se utilizan clavos de acabado, y normalmente se necesita masilla para cubrir los puntos de inserción en la superficie de la madera.

Clavadora Brad vs. Clavadora de Acabado

¿Cuál es la diferencia entre una clavadora de clavos y una clavadora de acabado? Aunque ambas son herramientas rápidas y eficaces para fijar o clavar clavos, cada una está diseñada para un propósito específico.

Leer:  Diferencias entre Taburete de bar y Taburete de mostrador

Una clavadora de clavos utiliza clavos de calibre 18 de entre 5/8 pulgadas (15,9 milímetros) y 2 pulgadas (50,8 milímetros) de longitud. Se utiliza principalmente para los adornos de madera más ligeros, como revestimientos, molduras, puertas e incluso artesanías. Las clavadoras de acabado suelen utilizarse para clavar clavos de calibre 15 y 16 en proyectos de madera más gruesos, como armarios y vestidores. Los clavos de acabado tienen una longitud de entre 5/8 pulgadas (15,9 milímetros) y 2,5 pulgadas (63,5 milímetros).

El punto de inserción realizado por la clavadora brad es pequeño, y puede no requerir masilla para madera para retocarlo. Es lo suficientemente pequeño como para no provocar la rotura de la superficie. Una clavadora de acabado que dispara un alambre de calibre 15 a 16 puede crear un agujero visible que necesitará ser disimulado. También puede rajar la superficie de las molduras de madera más pequeñas, mientras que una clavadora de clavos no lo hará.

Cuadro comparativo

Clavadora BradClavadora de acabado
Utiliza clavos Brad de calibre 18 Utiliza clavos de acabado de calibre 15 y 16
Punto de inserción no perceptible Punto de inserción perceptible
Casi no se raja la superficie en piezas de madera pequeñas Es probable que se raje la superficie en piezas de madera más pequeñas
Utilizada en revestimientos, molduras, artesanías Utilizada en zócalos, armarios, molduras de corona

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad